martes, 28 de diciembre de 2004

The Aviator

Ayer vi la última peli de tito Marty (Scorsese) The aviator, la biografía de Howard Hughes que se centra en su carrera como aviador (diseñador de aviones y piloto). Para los que no lo sepais, Hughes era un texano muy rico que se metió a director de cine a finales de los años 20, invirtiendo su fortuna en películas. Las más espectaculares son aquellas como Hell's Angels, en las que se veían batallas de aviones de verdad; una de sus películas más famosas es Scarface (la original). Hughes también es famoso por haber sido amante de un elenco de grandes estrellas de Hollywood en los 30 y 40, como Katherine Hepburn, Ava Gardner y Jean Harlow, aparte de las 'starlets' que el señor se llevaba a la cama habitualmente. Hughes, aparte de ser un megalómano, también sufría de Depresión Obsesivo-Compulsiva (aparte de otros traumas) con lo que se le suele recordar como un tipo muy excéntrico, maniático de la limpieza y los gérmenes, y que acabó sus días encerrado en un apartamento de Las Vegas.

En vez de dedicarse a Nueva York y/o los gángsters italo-americanos, Scorsese se dedica a otro tema del que sabe lo suyo, que es el Hollywood Clásico. La biografía se centra no en la parte cinéfila de Hughes, pero en su obsesión con los aviones y volar, y en cómo esa faceta de su vida se relaciona con los otros aspectos que se recuerdan de él. No quiere redimir a Hughes, sino mostrar lo que la gente no sabe de su obra, y las cosas positivas que hizo gracias a su obsesión y excesivo empeño.

The Aviator no es una película de Hollywood al uso, pero es un homenaje a Hollywood y a su cine. Tito Scorsese se modera un tanto en sus habituales florituras, pero no en la belleza y la fuerza de sus imágenes. Una de las sutilezas de la película es que utiliza diferentes tipos de película de acuerdo con la época que está filmando. Así veréis que al principio los colores son muy azules y rojos, y que hacia la mitad los verdes empiezan a ser mas vivos, mientras que hacia el final vemos una paleta de colores más uniforme y luminosa. (Vale, esta es una pijotería de Film Studies, pero no os sentís más cultos es informados después de leer esto? ;))

Total, que la película es una declaración de amor al cine, en forma y parte en el fondo; también es una de esas historias que les gustan tanto a Hollywood, protagonizada por un personaje atormentado que sin llegar a superar sus problemas consigue vencer a las adversidades (más o menos). Es una apuesta clarísima para los Oscar, y ya es puñetera hora de que le den un premio de esos a tito Marty, después de que gente como Kevin Costner, Barry Levinson o Robert Redford se lo llevaran en lugar de él (no me quejo de que se lo dieran a Polanski hace dos años, porque se lo merecía, y además totalmente inesperado). Quiero ver a tito Marty con su propio oscarcillo este año!!!!

La peli tiene más apuestas oscarizables--la fotografía ya mencionada, la dirección artística y vestuario (película de época diseñada por gente que ya tiene sus oscarcillos en las estanterías). Y un reparto de aúpa: Leo DiCaprio, demostrando una vez más que es más que una cara bonita, resolviendo magníficamente el papelón que le ha caído (y para colmo hasta se parece a H.H. al final de la peli); Alan Alda totalmente fuera de tipo y bordándolo; Alec Baldwin, que dice el único taco de la película* de la manera más efectiva posible; y mi favorita, Cate Blanchett haciendo de Katherine Hepburn sin hacerla una caricatura y sin parecerse a ella, y siendo absolutamente creíble (hay que ver la peli en inglés y saber cómo hablaba la Hepburn para poder llegar a flipar con su actuación). También están John C. Reilly en su habitual papel de buena persona, Ian Holm con un papel entrañable que es casi un cameo, Jude Law tan guapo e increíble como siempre haciendo de Errol Flynn (no se parece, pero siempre es edificante verle y oírle en pantalla).

En resumen, si no tenéis nada mejor que hacer, y queréis ver una buena película, no os perdáis The Aviator.

* Las películas no recomendadas para menores de 13 años sólo pueden tener un taco en el diálogo, si tienen más se consideran no recomendadas para mayores de 18 años. Cosas de las calificaciones en este país...




1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.