domingo, 16 de enero de 2005

Globos de Oro 2005

Otra de las ventajas de vivir en los EEUU es que no tienes que pasarte la noche en vela para ver los premios peliculeros, y los puedes ver mientras cenas tranquilamente; así, si algo te hace ilusión, puedes dar botes y grititos sin temor a despertar a nadie (es que una servidora es muy expresiva...). Gracias a esto, he podido ver a Amenábar recoger en directo su globito de oro; Amenábar es mi héroe, al demostrar lo poco útil que es la carrera de Imagen y Sonido (ahora Comunicación Audiovisual) y lo poco que tiene que ver con hacer películas. Y he dado mi gritito de rigor pa quedarme a gusto :D

Se agradece que los Golden Globes los hagan ligeritos y tal, no como la agonía de los oscar. Eso sí, son premios que desafían toda lógica, y hacer una quiniela de ellos es poco menos que imposible. Así no me explico que tito Marty pierda ante Clint Eastwood (que ya tiene premios y reconocimiento oficial), y que luego The Aviator gane mejor película, y el pobre Scorsese tenga que subir al escenario todo colorado, mientras sus productor le llamaba 'genio'.

Que nadie se crea que los Globos de Oro son 'la antesala de los oscar', porque hace mucho que la prensa extranjera va a su bola, y elige distinto de lo que los viejos apolillados de la Academia. No creo que el estupendísimo Clive Owen ganara, ni Natalie Portman, con sus personajes sexualmente honestos de Closer. Ni siquiera nominarán a Jim Carrey por Eternal Sunshine of the Spotless Mind, película maravillosísima, romantiquísima, y originalísima (en España tiene el horroroso título de ¡Olvídate de Mí!; si alguien se encuentra con el engendro al que se le ocurrió la traducción, por favor que le dé un puñetazo de mi parte; por una vez prefiero el versito de Alexander Pope, quien me hacía dormir de lo lindo con su poesía). Eternal Sunshine es para mí la mejor película del año pasado, tanto que se la puse a mis alumnos de Media Studies el trimestre pasado en cuanto salió en DVD (y les encantó), y se la voy a cascar a los que tengo ahora otra vez, a ver si se culturizan.

Lo único que espero después de ver los Globos de Oro es que en los Oscar gane de una puñeterísima vez Scorsese, que esta vez se lo ha puesto al huevo pa ganar, y que Amenábar suba a recoger otro premio. (Todavía estoy flipando cuando pienso que Peter Jackson ganó el año pasado... y llegó a mencionar Bad Taste y Meet the Feebles en escena...). Y puestos a soñar, que le den otro premio al flipado de Charlie Kaufman, por Eternal Sunshine.

Esta noche había 4 personas en los Globos de Oro con los que me he cruzado por la calle: Amenábar (en Plaza Callao de Madrid), Javier Bardem (en Gran Vía de Madrid, aunque no le vi), Natalie Portman (Central Square en Cambridge) y Cate Blanchett (en Edimburgo). Vamos, me siento hasta importante y todo :P


La lista completa de nominados y ganadores está aquí.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.