viernes, 5 de agosto de 2011

Cuesta tomarse en serio los anuncios anti-piratería

La industria internacional del cine ha lanzado una cruzada contra la piratería, incluyendo campañas para convencer a los consimidores de que piratear películas (o música, o lo que sea) es malo malísimo y te convierte en un criminal de cuidado. Lo peor es que algunos de los anuncios en cuestión estan un poquiiiito pasados de rosca, y cuesta un poco tomárselos en serio. Aquí tenéis un par de ejemplos.

En Japón, antes de que proyecten la película, ponen la advertencia que se ve en el vídeo de abajo. Como siempre, los japoneses se superan en originalidad y capacidad para decir cosas muy serias de una manera entrañable.



En los DVDs de Reino Unido ponían este anuncio, tan malo que parece una parodia. Nótese cómo en el vídeo se menciona que la piratería financia el terrorismo y amenaza nuestra vida diaria. La efectividad de este anuncio es bastante dudosa: en las copias piratas tendrán la cortesía de quitar esta chapuza, mientras que los que lo hemos comprado legalmente tenemos que aguantar el vídeo (que no te puedes saltar). No os perdáis la estrategia FUD que destila el anuncio.



Como ya saben los habituales de este blog, no hace falta recurrir a la piratería para disfrutar del cine. Hay muchas películas que ya estan online, gratis y se pueden ver de manera legal.

2 comentarios:

Maite dijo...

No había visto el anuncio antipiratería del RU que pones, pero ¡vaya cutrez! Los que conozco son un poco mejores, aunque no mucho. Te pongo el link,
http://www.youtube.com/watch?v=l5SmrHNWhak&feature=related

y este es su parodia.
http://www.youtube.com/watch?v=MRVHUbrbEUA

Por cieto, youtube está lleno de parodias de antipiracy ads.
Saludos
Maite

Clara dijo...

Sí había visto las parodias, por eso me hace gracia que los anuncios "serios" parezcan de broma. Por cierto, mi favorita es de un episodio de The IT Crowd http://youtu.be/I9_hWoGrxWg

El anuncio antipiratería de Reino Unido creo que lo ponían al final de los DVDs. Hasta ellos mismos se debieron de dar cuenta de lo ridículo del vídeo.